Existen muchas formas de decorar las paredes. Dependera del presupuesto, el acabado y espacio que se tenga para poder sacar provecho a estas superficies.

Una de ellas, la mas sencilla, es con pintura, tomando en cuenta el propósito de la habitación, la cantidad de luz natural disponible, y el tipo de acabado, se puede determinar el color de esta.  Usualmente los colores claros o neutros, dan una percepción de amplitud y mayor cantidad de luz. Para espacios como un habitación para niños, se pueden probar con colores mas brillantes como azul, verde o amarillo. Si se utilizan figuras geométricas, lograras también una serie de vitas bastante agradables.

Los muros o paneles 3d, son una opción que le da movimiento y textura a los muros, existe una amplia variedad de tramas, estas superficies son ligeras, para poder ser pegadas con pegamento como no mas clavos. La instalación no es tan fácil, pero los resultados son muy lucidos. Algunos paneles traen un color definido o bien se pueden pintar a tu gusto.

Los viniles son una forma sencilla y complemento de un muro con pintura, se pueden solicitar viniles con casi cualquier figura, ya sea enviando a fabricar con un diseño hecho por uno mismo, o algunos pre-diseñados. Para esta opción se requiere de un muro con acabado liso, ya que una superficie con textura impediría a adherencia del vinil, así como la forma de la figura. Suele ser una forma muy fácil de hacer única tu pared.

Como todo una repisa con adornos, libros, lamparas y plantas, siempre aportaran a un espacio como estos. Las diferentes formas de repisas dependerán del mucho o poco uso que se le de. En ocasiones el espacio te obliga a colocar objetos de uso cotidiano, o solo darle un toque diferente colocando algún recuerdo u objeto.